.

LIBROS PUBLICADOS REDES SOCIALES
Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

martes, 1 de noviembre de 2011

DON DOMINGO PEREZ CACERES

 IMG_2295
Don Domingo Pérez Cáceres nació el 10 de noviembre de 1892 en Güímar en la casa familiar llamada Del Buen Retiro. Era hijo de Don Domingo Pérez  Fariña y de Doña Juana Cáceres Romero (que nació en caracas aunque era de ascendencia güímarera). Fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol (Güímar) por don Jerónimo Padilla Morales, cura de la parroquia.  En el bautismo se le pusieron los nombres de Andrés Avelino Domingo.
Cursó sus estudios en el Seminario Conciliar de La Laguna, Tenerife donde ingresó a loa 11 años graduándose en bachiller en la facultad de Teología.
El 17 de Mayo de 1914 recibe de manos del Obispo Don Nicolás  Rey Redondo la tonsura.
El 23 de Septiembre  de 1915 recibe de manos del Obispo Dr. Rey Redondo la dignidad del Sagrado Orden del Presbiterado.
El 13 de Octubre es nombrado coadjuntor de la parroquia matriz de San Pedro de Güímar ejerciendo una gran labor sacerdotal y caritativa.
El 22 de Septiembre de 1918 recibió de manos del obispo doctor Rey Redondo la Orden Sacerdotal.  Ante la labor desarrollada en el municipio se le nombró hijo adoptivo y se le dio su nombre a IMG_2294una calle.
Durante la epidemia de gripe que azotó Tenerife en 1919 repartió su patrimonio personal entre los pobres y enfermos. La corporación municipal guimarera  en agradecimiento por su actitud le nombró hijo predilecto y le dio su nombre a la principal calle de la Villa. Fue arcipreste del distrito de Güímar, examinador prosinodal y Párroco consultor.
El 9 de Junio de 1920 es trasladado a La Matanza (Tenerife) como cura regente de la iglesia del Salvador
Miguel Castillo, compositor Güimarero escribió el himno-marcha dedicado al obispo Don Domingo Pérez Cáceres titulado “Salve a la Virgen del Socorro”.
En Septiembre de 1925 pasa a ser coadjuntor de la parroquia de la Concepción de Santa Cruz, regresando a la Parroquia de San Pedro en Güímar el día 26, permaneciendo allí 10 años primero como cura ecónomo y posteriormente como cura párroco.
El 22 de octubre de 1929 Don Domingo oficia el funeral del compositor Güimarero Don Miguel castillo
El 2 de marzo de 1935 siendo obispo fray Albino González, se le nombró   deán y  el 1 de abril de 1936 Vicario General de la Catedral de La Laguna, cargo que ejerció ininterrumpidamente durante 10 años.
En 1945, estando vacante la diócesis de Tenerife, el Eximo. 2598064256_2fb9d5134a_bCabildo Catedral lo eligió en pleno como Vicario Capitular para gobernar la sede.
El 26 de Abril de 1947 Pío XII lo elevó  a la dignidad de Episcopado en la Diócesis  de La Laguna.
El 28 de Abril de 1947 es nombrado Obispo de la Diócesis de San Cristóbal de Tenerife.
El 16 de Septiembre de 1947, se le hizo entrega por parte de la Corporación Municipal Lagunera del pergamino nombrándolo hijo adoptivo de la ciudad. Además se descubrió una placa que da su nombre a un acalle de la ciudad.
El 21 de Septiembre de 1947 es ordenado Obispo, de manos del Nuncio señor Cicognani en presencia del Cristo de La Laguna. En el acto se volcó todo el pueblo, trasladando incluso la imagen de San Pedro desde  Güímar y el Cristo de La Laguna hasta la Catedral. Con motivo de este acontecimiento el programa de las fiestas del Cristo de 1947 dedico una serie de actos a este acontecimiento.  Días después juró el cargo  ante el General Franco.
Después de muchas dificultades, inicios y paradas de las obras, durante muchos años por diferentes circunstancias, en el año 1948 Don Domingo hizo un llamamiento a la sociedad Tinerfeña que respondió fielmente pudiéndose acometer por fin la finalización del ansiado proyecto de construcción del santuario dedicado a la Virgen de Candelaria, utilizándose un proyecto de Don Enrique Regalado Marrero. Se le considera el gran impulsor del proyecto de la actual Basílica.
El 9 de enero de 1948 dentro del marco de la censura franquista tiene que emitir la prohibición episcopal de la película Gilda.
En marzo de 1948 publicó una carta pastoral titulada “La Tentación y La Oración”.
El 21 de marzo de 1948 los monjes Carmelitas comienzan a regentar el convento de Santa Domingo de Guzmán en Santa Cruz, por encargo de Don Domingo.
El 18 de Diciembre de 1948 el Presidente de la Mancomunidad Provincial Se ofrece para realizar un homenaje a Don Domingo.
En Junio de 1949, a pesar de estar en cama por una enfermedad hepática, estaba en continuo contacto telefónico con el Sacerdote Blas Santos Pérez de La Palma para seguir los acontecimientos de la erupción del volcán de San Juan. Además promovió que en las parroquias se hicieran actos de colecta para recaudar fondos para ayudar a los afectados.
En 1950 trae de Portugal una pequeña talla de cedro policromada con la imagen de la virgen de Fátima para la iglesia de San Juan Bautista en La Laguna.
En los años 50, visita el colegio San Fernando del Barrio de Duggi en Santa Cruz de Tenerife.barrio_duggi
El 29 de julio de 1951 participa en una misión organizada por el Padre Jesuita Eduardo Rodríguez celebrada en la Plaza del Charco del Puerto de La Cruz.
El martes santo de  1952 Bendice e impone los hábitos a 30 nuevos caballeros cofrades. Este mismo año recibe en audiencia a una representación del teatro Español Universitario con motivo d el apuesta en escena de la obra “El Gran Cardenal”.
Con motivo de su fiesta onomástica en 1952, la prensa le dedicó un homenaje, resaltando públicamente las cualidades que lo distinguen, los méritos que lo fortalecen, el prestigio de su personalidad y se enalteció el valor y el alto prestigio intelectual que lo distinguía; y es que Don Domingo era querido y respetado por todos.
El 21 de marzo de 1953 lleva a cabo la coronación canónica de la Virgen de los Reyes (El Hierro).
El 8 de junio de 1953 visita la Vera en La Orotava para conocer de primera mano el lugar donde se iba a construir el templo y donde se celebrarían provisionalmente los cultos. Se le considera el verdadero creador de esta parroquia.
En 1954 se somete a un tratamiento en la clínica “Virgen de la Paloma” de Madrid. Regresando a la isla el 10 de mayo de ese mismo año.  Este mismo año cede al Ayuntamiento de Guía de Isora la denominada “Huerta del Cura”  par ala construcción de un parque que lleva su nombre. 
En la segunda quincena del mes de mayo  clausura en Santa Cruz de La Palma en un acto multitudinario la peregrinación de la Virgen de Fátima que había sido traída de Portugal.
El 5 de Diciembre de 1954 corono a la Virgen de La Concepción de La Laguna.
El 1955 Bendijo el banderín–Insignia de la Cofradía donado por Phillys Hamilton.
El 19 de junio de 1955 bendice las instalaciones del recién terminado aeropuerto de La Palma, aprovechando que se encontraba en la isla con motivo de las fiestas lustrales.
El 24 de junio de 1955 bendice la colocación de la primera piedra del Santuario de la Virgen del Carmen en San Juan de La Rambla.
Según cuenta uno de los orfebres que trabajó en la corona de la Virgen de la Luz de de Guía de Isora, Don Domingo donó para esta obra la piedra de uno de los anillos que perteneció a un Obispo de la Diócesis. El 16 de Septiembre de 1956 corona a la Virgen de La Luz de Guía de Isora.
EL 6 de Agosto de 1957 pronuncia un discurso en la Central Transformadora de Leche de Tenerife en el que dedica palabras a la Nación Americana por la ayuda alimentaria que estaba prestando.
El 31 de Enero de 1959 a las 5 y media de la tarde se bendicen la plaza y fuente de los peregrinos por parte de Don Domingo Pérez Cáceres.
El 1 de febrero de 1959 en presencia de miles de fieles, se consagra la basílica de la Virgen de Candelaria por parte del Nuncio de su Santidad Juan XXIII Monseñor Hildebrando Antoniutti y de Don Domingo.
El 29 de Junio de 1959 le son entregadas a Don Domingo las cartas credenciales para la constitución de la nueva fundación “Misioneros y Misioneras Identes” por parte de don Fernando Rielo. EL 28 de Mayo de 1961 encontrándose ingresado don Domingo en la clínica Covesa de Madrid debido al estado avanzado de su enfermedad, se dirigió a don Fernando Rielo, fundador de los Misioneros y Misioneras Identes y con voz firme le dijo “¡Fernando, no abandones esto. Es una obra de Dios! Vas a sufrir muchísimo, pero vas a salir adelante”.(50)
Durante 1959, Don Domingo habla de una ruta de la virgen a la que nadie dio importancia pero que él resalta en una de sus reflexiones: “Es preciso dignificar todos los santos lugares por donde llegó a la Isla el Evangelio”.
El 6 de octubre de 1959 Don Domingo firma el decreto de constitución de la Cofradía de La Macarena de Santa Cruz de Tenerife.
En una de sus reflexiones a toda la diócesis en 1959, dedicó una alocución a la necesidad de dignificar todos los santos lugares por donde llegó a la isla el evangelio, entre los que están la Playa de Chimisay, la Ermita del Socorro y la Cueva de Chimguaro (todos en Güímar). 
Por esta época bajo sus gestiones se trasladó el retablo que se encuentra en la iglesia del Socorro en Güímar desde la basílica de Candelaria.
También participo en la creación de Cáritas Diocesana, promovió la construcción de viviendas benéficas, se crea la Delegación de emigración cuyo objetivo era ayudar a los canarios que habían emigrado.
En 1960 interviene para que las Misioneras Hijas de la Sagrada familia de Nazaret regenten el Colegio que lleva su nombre en Los Llanos de Aridane.
El 19 de marzo de 1960 acude a la parroquia de San Pedro en Güímar con motivo de los actos de bendición de la recién adquirida imagen del Señor Atado a la Columna, cuyo destino era la ermita de San Pedro Arriba.
Fue una de las cuatro personas que en 1961 consiguieron que se siguieran celebrando los carnavales bajo la denominación de fiestas de invierno.
Murió en el Palacio Episcopal lagunero el 1 de Agosto de 1961 a las 3 y media de la madrugada. Al atardecer salía su ataúd a hombros de gente del pueblo del Palacio Episcopal hacia la catedral donde se puso la capilla ardiente. Las calles estaban abarrotadas de gentes llegadas de todas partes de la isla. Por ella desfilaron millares de personas. Se recibieron centenares de telegramas y coronas de flores.
Las honras fúnebres se celebraron el jueves 3 de agosto de manos del Dr. Pildain, que se trasladó desde Las Palmas. Desde la Catedral los restos mortales de Don Domingo se trasladaron a Güímar donde se rezó un responso para posteriormente trasladarse a Candelaria donde recibieron sepultura en la Basílica.
IMG_2298
El 23 de abril de 1967, se descubre un busto del autor Enrique Cejas Zaldíbar, realizado en bronce sobre base de hormigón revestido de mármol, en el barrio de la Candelaria del Lomo – La Orotava . El busto aparece ataviado con el hábito de prelado.

A MODO DE RESUMEN:

Don Domingo fue un cura del pueblo, que dio todo lo que tenía a los necesitados. Se decía que fue un Obispo que nació pobre, vivió como cualquier ciudadano más y murió pobre. Siempre estuvo al lado de los necesitados. El obispado siempre estuvo abierto a todos aquellos que lo necesitasen. Destacaba su humildad y bondad. Fue un hombre sencillo, solía salir a pasear por La Laguna, aprovechando para saludar y charlar con los vecinos. Cuando estaba en la casa de Tertulias de Don Víctor Núñez, siempre encontraba frases de disculpa para los errores y faltas ajenas que salían en las charlas de los asistentes. El se consideraba incluso después de ser ordenado Obispo como el párroco de Güímar que fue.
En la época dura de la historia de España ayudó a los perseguido y a los condenados, trataba tanto con  creyentes como con ateos o masones. Hizo muchas actuaciones en defensa de gentes con problemas con la justicia.
Siempre que podía utilizaba el transporte público, ya fuera el tranvía, la guagua, El barco para ir a la península e incluso el tren de Cádiz a Madrid.
Promovió que se pudiesen celebrar los carnavales en Tenerife aunque con el nombre de “Fiestas de Invierno”. También impulsó la Romería de San Benito
En definitiva era una persona que no puso barreras en ningún momento en toda su actividad eclesiástica. Tenía por costumbre acudir a todos los actos oficiales.
Img_1795
Estatua en Güímar

TITULOS:

  • Fue nombrado en vida Hijo Adoptivo de todos los municipios de Tenerife en 1947.
  • También ostenta el título de Hijo Predilecto de la provincia.

ANECDOTAS:

A lo largo de su vida, don Domingo Pérez Cáceres dejó tras de si muchas anécdotas. A continuación reproducimos algunas de ellas:
  • Una  de sus célebres frases cuando alguien le recriminaba porque se acercaba mucho a los pobre, a los marginados, etc. era: “Ustedes solo se fían de estos (referidos a los de buena condición), pero a los que hay que atraer son a esos”.
  • Los dulces de la familia de Isidra son famosos desde antaño. Nos contó que su abuela materna se los preparaba al obispo Domingo Pérez Cáceres. "Un día se olvidó de ponerle un poquitito de bicarbonato, que llevan las tortas chasneras, y ella le decía: “¡Ay, señor obispito, que se me olvidó el bicarbonato!”. A lo que él respondió: “¡Ay, Fermina, las mejores tortas que me ha hecho!”, relata entre risas.(100)
  • Encontrándose Don Domingo presidiendo un acto de ordenación de nuevos sacerdotes, al terminar de leer las reglamentarias preces y darle la bendición al arrodillado nuevo cura, da talante alto, rubio, ojos azules, guapetón de cara, le dice don Domingo al deán que tenía justo a su lado: “Este no se aguarece”.(101)
  • En otra ocasión le hablaba una persona a Don Domingo de las bondades, excelencias y cualidades de una familia, exaltando todo tipo de cualidades. Pues una vez finaliza sus alabanzas toma don Domingo la palabra y le pregunta al que echaba tantas flores: “Oiga, y  ¿Ya partieron?.(101)
  • Llevado al consultorio del prestigioso médico don Enrique González por sus amigos Luis Bello y Manuel González Aledo, resulta que en la consulta el Obispo no quería quitarse la sotana en presencia del Doctor. Ante esta situación Don Enrique le dice “Mire Don Domingo”, allá afuera usted será obispo, pero aquí dentro lo tengo que mirar como a un mago cualquiera”. Finalmente Don Domingo se quitó la sotana.(101)
  • De vuelta Don Domingo al Obispado después de su segundo diagnóstico, mientras subía las escaleras a la aparte alta del Obispado le dice Don Domingo a su amigo “Me gurrufiaste, Aledo”.(101)
  • En cierta oportunidad y acercándose las fiestas de don Carnal recibe la visita de un grupo de señoras que le pidieron que hiciera algo para suspender los pecaminosos bailes que ya estaban programados en el teatro leal lagunero. Venían a decirle al prelado que en tales bailes, en el supuesto de que los mismos no fuesen suprimidos, se le estaba dando un cheque en blanco al mismísimo Satanás, al Maligno, y que, por supuesto, la carne se despacharía a sus anchas. Es entonces cuando el socarrón del obispo les dice: "No, hermanas, no puedo pedir que los bailes se suspendan ya que los mismos no tienen nada de malo. Miren, hijas mías, ustedes a rezar, que falta hace, y dejen que el pueblo ordenada y sanamente se divierta". Aquellas palabras de don Domingo no gustaron pero nada a las señoras beatas, y una de ellas le dice: "Mire, don Domingo, aún quedan dos semanas para los bailes de carnaval y ya hasta aquí nos llega el hedor del pecado y la podredumbre". A lo que el señor obispo les responde: "No, hijas, estáis equivocadas, a ustedes lo que les llega es el hedor de la vaquería de don Juan Núñez, que está justo aquí, enfrente de la puerta del Obispado".(101)
  • Un famoso "templario" lagunero llamado Barrilete, hombre bohemio, que sabía inglés, francés y alemán perfectamente, pero, en lugar de dar clases y de paso ganarse la vida, prefería pasar el día, la tarde y la noche en la "borrachería" de turno. Era este personaje un "majadero" para el vino o lo que le echaran, pues no era exigente; un redomado "templario", que le mandaba a la "picareta" que era un  primor desde que se levantaba hasta que se iba a acostar. Y como además de todo esto era de tez morena, algún cachondo decía que ese color era de los rayos "uva". Un Viernes Santo y como a media tarde entra en la catedral lagunera Barrilete, dando unos clamorosos tumbos y unos bien ejecutados bandazos, hecho éste que fue visto por el señor obispo, quien, llevándoselo a un discreto rincón, le dice: "Hombre, Barrilete, ¿ni el Viernes Santo respetas? Váyase para su casa a dormirla y cuando te encuentres en condiciones vienes de nuevo a la iglesia". Entonces, Barrilete, haciendo un gran esfuerzo para no caerse, le contesta al obispo: "Mire, don Domingo, ¿sabe qué le digo? Cuando la divinidad sucumbe, la humanidad se tambalea".(101)
  • Entra Barrilete un día en el Obispado y le pide un duro a Don Domingo para un vaso de vino. Don domingo sacó de su bolsillo dos duros y le dijo: “Tomate dos, uno por ti y otro por mi.
  • En el barrio lagunero de Las Canteras estaba como alcalde pedáneo un sujeto célebre, pues no se quitaba el sombrero ni para acostarse. Un buen día suena el teléfono en la habitación que servía de sede a la oficina de la alcaldía y lo coge un "rural" que, lógicamente, pregunta quién llamaba y le contestan que era del Obispado, ya que don Domingo quería hablar con el alcalde. Rápidamente lo avisan, pues estaba con su sempiterno sombrero, sachando papas en un pedazo de tierra que estaba muy cerca, y de inmediato entra en la habitación, coge el teléfono y dice: "¿Quién llama?", y lo bueno es que cuando don Domingo le dice que era el obispo, echa mano el alcalde a su cabeza, se quita ceremoniosamente el sombrero y le contesta: "Dígame, señor obispo".
  • El padre Adán, o al cura "guapo", como popularmente se le conocía allá por los años  cuarenta/cincuenta, comentándose entonces que las chiquillas iban a las iglesias, más que a oír misa y las homilías, iban a verle, pues era lo que se dice un cura "guaperas". Al parecer, Adán veía que curas de su curso y promoción eran ordenados sacerdotes y cantaban sus primeras misas, pero la suya se  demoraba en exceso. Más tarde se supo que don Domingo tenía su ordenación "congelada", ya que pensaba que al final Adán se echaría "p' atrás" y poco menos que pediría la baja del seminario. Según don Domingo, Adán era de los curas que no se "aguarecía". Afortunadamente, el prelado se equivocó y Adán salió tremendo cura, cuyo lema elegido cuando fue ordenado sacerdote fue: "El Señor me sedujo y yo me dejé seducir".(101)
  • Antonio Martí, refiere que, al visitarlo por primera vez, tras nombrarlo Obispo, le preguntó: ¿Cómo le gustaría que lo llamase: Señor Obispo, Ilustrísima...? No sé que tratamiento darle. Don Domingo se echó a reír y, estrechando su mano, le contestó: - Nada de eso. Don Domingo, como siempre, amigo Martí. y añadió: -Si yo fuera un Obispo extranjero.. (102)
  • Los hermanos Antonio, Pastor y Esteban Hernández Arrón acudieron a consultarle la modificación en el itinerario de la romería que pretendía que ésta recorriese toda La Laguna, temiendo que un trayecto tan largo la desluciese e hiciese fracasar. La frase de ánimo de D.Domingo se ha hecho muy popular: "Lleven eso adelante, que hombres miedosos no conquistan mujeres bonitas". Y es que cuando nuestro Obispo se encontraba más a gusto era recorriendo los pueblos y alternando con gente humilde.(102)
  • Martí a quien no le parecía propio que D.Domingo contestase personalmente al teléfono o bajara hasta el portal para despedir a quien lo visitaba, llamó la atención a Don Domingo, a lo que este le contestó: "El P.Albino me dice lo mismo y siempre le contesto: pero, Padre. si a mi me quitan eso, ¿qué me queda de Obispo?".(102)
  • Decía don Domingo Pérez Cáceres en 1958: …”María de Candelaria; yo te hago tu Basílica. Tú me harás el seminario…”.(103)
  • Don Domingo era tan del pueblo que hasta iba al casino de La Laguna a participar en la tertulia y a echarse su partidista de dominó o de cartas.(102)
  • El esclavo Mayor del Cristo de La Laguna Emilio La Roche Machado, en homenaje a su padre Ildefonso La-Boche Lecuona, quien fue Esclavo Mayor en el año 1955, relata:  “en una reunión informal celebrada en casa un mes de agosto para comentar las fiestas que se avecinaban, y en la que se encontraban el Sr. Obispo de la Diócesis, don Domingo Pérez Cáceres, y los miembros de la Junta de Gobierno —don Antonio Izquierdo, don Juan y don Luis Marrero, don José Valcárcel, don Agustín Guerra, don Domingo Martín, don Rafael Delgado y don Alberto Delgado—le preguntó a don Domingo: «Sr. Obispo, ¿cree Vd. que mis hijos estarán en disposición de recibir la medalla de la Esclavitud?». Don Domingo, sin vacilar y mirándonos, le respondió: «que sigan el designio que les tiene encomendado el Santísimo Cristo»”.(104)
  • En una ocasión alguien bastante pasado de alcohol le pidió a Don Domingo dos duros. Este en cambio le dio cuatro, dos para beber y otros dos para su mujer.
FOTOS:
   IMG_2299
Retablo Iglesia de Candelaria  
93028_w350
Bendiciendo el aeropuerto de La Palma
3892432703_bba7bb6178_o
Retablo de la iglesia del Socorro

MUNICIPIOS QUE LE DEDICAN ALGUNA CALLE, PLAZA O BUSTO:

EN TENERIFE:
  • Güímar (calle y estatua de bronce). 
  • La Orotava (calle y busto).
  • Candelaria (calle).
  • Puerto de La Cruz (calle).
  • San Juan de La Rambla (calle).. 
  • Santa Cruz de Tenerife (calle).
  • Granadilla (calle).
  • San Cristóbal de La Laguna (calle). 
  • Arafo (calle).
  • Santa Cruz de La Palma (calle).
  • La Matanza (calle).
  • San Miguel de Abona (calle).
  • Vilaflor (calle).
  • Guía de Isora (Parque).
BIBLIOGRAFIA (texto general):

BIOGRAFIAS (De las anécdotas):
FOTOS:
  • Rafael Cedrés Jorge (Placa que indica que Don Domingo nació en esa casa).
  • Rafael Cedrés Jorge (Casa en la que nació Don Domingo . Chacaica – Güímar).
  • Flickr – Galería de Mataparda  (Don Domingo de Sacerdote con San Pedro).
  • Duggi-San Fernando (Visita del Obispo al Colegio San Fernando)
  • P.R.V.E. Del Santísimo Cristo de La Laguna (Portada del programa de fiestas).
  • Rafael Cedrés Jorge (Cueva de Chinguaro – Güímar).
  • Rafael Cedrés Jorge (cuadro de Don Domingo – Iglesia de San Pedro – Güímar).
  • Rafael Cedrés Jorge (Lápida en la iglesia de Candelaria).
  • Tertulia Villera (Busto de Don Domingo – La Orotava).
  • Rafael Cedrés Jorge (Estatua de Don Domingo – plaza anexa a la Iglesia de San Pedro – Güímar).  .
  • Rafael Cedrés Jorge (antigua foto de la basílica de Candelaria).
  • Web: lalagunaahora.com (Don Domingo )
  • Rafael Cedrés Jorge (Busto del Obispo – La Laguna).
  • Rafael Cedrés Jorge (Retablo de la iglesia de Candelaria)).
  • Juan Carlos Díaz Lorenzo.
  • Flickr – Galería de Mataparda  (Retablo de la iglesia del Socorro - Güímar).

DATOS PENDIENTES DE DATAR:


Participa en el acto de homenaje al Duque de la Torre, Ex-Capitán General de canarias en La Orotava.
Le regalaron un coche marca Hudson Americano que lo llevaba el chofer Conrado y Aledo.
Visitó al papa Pío XII.
Iba a la barbería “La Higiénica”.
Bendijo la bandera del colegio nava.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada