.

LIBROS PUBLICADOS REDES SOCIALES
Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

miércoles, 2 de noviembre de 2011

EL CEMENTERIO DE SAN RAFAEL Y SAN ROQUE

El cementerio de San Rafael y San Roque en Santa Cruz de Tenerife, se inaugura en 1811. Ante la falta de espacio en la zona de enterramiento utilizada hasta el momento, situada en la iglesia de La Concepción, junto con la epidemia de fiebre amarilla que asolaba la ciudad, se decide crear un nuevo espacio para el enterramiento de los difuntos. El lugar elegido es el barrio de Cuatro Torres.

El recinto es de planta irregular, bordeado por un muro. El acceso está situado en la cara norte.



Ver mapa más grande


Está divido en en un área para los enterramientos católicos y otra para los protestantes.

Hoy en día más que un cementerio es un museo al aire libre que alberga una parte de la historia de Santa Cruz de Tenerife. Al entrar en el recinto, es injustificable ver como el abandono de este espacio, lo ha convertido en un lugar desolado, donde las tumbas y mausoleos han sido rotos o totalmente destruidos por vándalos que suelen saltar el muro de noche.

En este cementerio recibieron sepultara desde personajes ilustres como Sabino Berthelot, Imeldo Serís entre otros, personajes relevantes de la historia de Santa cruz de multitud de nacionalidades y muchos ciudadanos  de todas las clases sociales de la ciudad.

Todos los años el día primero de noviembre, gracias a la labor de la Asociación Parque Funerario San Rafael y San Roque, el recinto abre sus puertas y se realizan diversos actos en memoria de los que allí reposan y en pro de que las autoridades  apliquen las medidas necesarias para que el entorno y el interior tenga el aspecto que el lugar merece.

En la galería fotográfica siguiente, se aprecia el estado en el que se encuentran la mayoría de las tumbas.

Pulsar sobre la foto para  acceder al álbum
Pulsar sobre la foto para  acceder al álbum

Accediendo a cada foto, se pueden apreciar los detalles como los escudos nobiliarios, los nombres de los difuntos y otras características.

LA RESTAURACION

El cementerio, además de la función de descanso de muchas personas, es hoy un espacio de historia de la ciudad. En este sentido debe ser restaurado lo  antes posible.

La restauración, en mi opinión no debe pasar por grandes proyectos de arquitectos,  sino por un plan de acción sencillo y claro, consistente en realizar actuaciones encaminadas a restaurar todas las tumbas y mausoleos, restaurar la cerrajería, los pasillos de paso, las capillas, ajardinados y el estanque,etc.

Esta restauración debe mantener siempre la línea original, por lo que no se trata de hacer un proyecto de reformas y nuevas construcciones ni planes modernistas.

Una buena opción podría ser el crear una escuela taller de carpintería, cerrajería, jardinería, obra de mampostería y pintura.

Otro elemento indispensable es el contar en este proceso con los investigadores que han realizado los trabajos de identificación del recinto.

Las lápidas deben restaurarse todas las que se pueda, no sustituirlas por nuevas.

Con la colocación de carteles y paneles informativos, se crearía un espacio que le daría la categoría de museo de historia de Santa Cruz que se merece.

RECOMENDACION

Para todos aquellos que quieran conocer la historia de este lugar, les recomiendo la lectura del libro: “San Rafael y San Roque. Un camposanto con historia (1810-1916)” de “Daniel García Pulido

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada