.

LIBROS PUBLICADOS REDES SOCIALES
Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

domingo, 17 de agosto de 2014

EL TEIDE, TESTIGO DE TRADICIÓN, CIENCIA Y TURISMO

A lo largo de la historia, el Teide se ha convertido en testigo mudo de  la práctica de multitud  de actividades realizadas por los habitantes de la isla y visitantes que en calidad de científicos o simplemente como turistas han visitado la isla, atraídos por el excepcional entorno que forma el volcán TEIDE y el espacio que hoy ocupa el PARQUE NACIONAL.


El pastoreo se practica desde época de los guanches (habitantes de la isla anteriores a la conquista)  posteriormente se incorporó el aprovechamiento de leña de retamas; estas dos actividades  ya no se pueden  practicar por motivos de conservación del entorno.

La nieve, fue otro recurso que dejó huella en la historia del entorno con la construcción de los pozos de los neveros o la extracción del hielo de la cueva del mismo nombre.
La apicultura o  la extracción de tierras de colores para las alfombras de la Orotava son actividades tradicionales que hoy se pueden seguir realizando en el parque.

El interés científico por la astronomía, la geología y la botánica de aquellos primeros aventureros con sus equipos y vestimentas de la época, poco adecuada para la climatología, acompañados por arrieros y guías conocedores del entorno, marcó una etapa importante en la historia de Tenerife y especialmente del Teide.






Por estos tiempos el turismo estaba limitado a personas bastante aventureras. La evolución de las sociedades europeas, convirtió esta actividad en una práctica habitual casi imprescindible en la vida cotidiana. La cercanía de Canarias a Europa y el clima fueron dos factores que nos conformaron como destino turístico de miles de personas, que venían a disfrutar del sol y la playa. La construcción de las carretas al Teide, incorporaron a los recursos turísticos las visitas al Teide de forma habitual.
El cine ha sido otra actividad que ha utilizado el Teide y su entorno como escenario para rodar películas y spots publicitarios.

Las actividades actuales son una evolución del pasado que fusiona ciencia con turismo.
EL turismo ha sido la actividad que más ha evolucionado con el paso del tiempo. Hemos pasado del interés por subir al Teide principalmente para disfrutar del paisaje, del colorido de la flora en primavera o de las vistas que hay desde el pico a actividades especializadas fusionan  turismo, deporte y ciencia.  


Se trata de actividades que llevan a cabo profesionales y aficionados en cada una de las materias. Podemos encontrar corredores, ciclistas, montañeros, escaladores, etc. entrenando y practicando su actividad en las zonas habilitadas para ello; biólogos, geólogos o vulcanólogos, que con las correspondientes autorizaciones hacen sus estudios e investigaciones; senderistas acompañados por guías especializados o por su cuenta recorren los senderos del parque.

La vulcanología y la astronomía en principio solo se realizaba por profesionales y aficionados especializados, también han evolucionado, incorporándose como complemento a la actividad turística que se realiza en el Teide. En este sentido los visitantes pueden disfrutar de rutas guiadas con explicaciones especializadas en las dos materias y disfrutar de observaciones de estrellas.

El parador, el refugio de Altavista, el teleférico, los centros de interpretación del Parque, bares y restaurante son las instalaciones que reguladas por el plan rector del parque prestan sus servicios y permiten que tanto los residentes como los visitantes de la isla disfruten de las maravillas que tierra y cielo conforman el Parque Nacional del Teide.

Artículo en el Blog del teleférico
Imagen1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada