.

LIBROS PUBLICADOS REDES SOCIALES
Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

viernes, 16 de septiembre de 2011

EL APROVECHAMIENTO DEL HIELO Y LA NIEVE EN TENERIFE

Para saber más sobre este tema recomiendo la lectura del libro especificado en las fuentes utilizadas para la elaboración de este artículo.

LA NIEVE:
La nieve es un fenómeno meteorológico producto de la precipitación de pequeños cristales de hielo. Se forma cuando el vapor de agua se depone en la atmósfera a una temperatura inferior a 0º y cae sobre la tierra (Wikipedia).




El Teide


La nieve se explotaba en Tenerife desde mediados del siglo XVIII.
Se utilizaba tanto para el consumo como para el comercio.  La nieve se utilizaba para conservar alimentos, para hacer bebidas frías e incluso helados.

El negocio de la nieve era rentable en verano debido a la escasez por el deshielo producido por las temperaturas altas, que hacía hacía desaparecer la existente sobre el terreno, que era recolectada por cualquier ciudadano. Por tanto el invierno se aprovechaba para recolectarla y almacenarla.





Montañas del Valle de Güímar.



LAS NEVERIAS:
Las neverías eran los puntos donde se vendía la nieve en la ciudad o productos que contenían nieve, por lo que era común que estas coincidiesen con cafés. En ellas se vendía nieve, aunque principalmente helados y bebidas frías. La nieve en estos establecimientos se cortaba en  libras (460 gramos).

EL PRECIO DE LA NIEVE:
En 1.777 la libra de nieve se vendía a 6 cuartos de vellón (1 cuarto = 6 maravedíes). El precio era fijado por los neveros. a partir de julio de este año el precio de la nieve y el del vaso de agua fría comenzó a ser fijado por la autoridad local.

LOS NEVEROS:
Eran las personas encargadas de la explotación de la nieve. La recogían, transportaban y suministraban en la ciudad a los suministradores minoristas o comerciantes.

Dentro de los neveros existían varias especialidades, los peones, que recolectaban la nieve, los pisoneros que se encargaban de compactarla dentro de los pozos y los arrieros que la transportaban en las mulas.

PUNTOS DE RECOGIDA DE LA NIEVE:
  • La nieve superficial: El primer punto de donde se cogía la nieve era la más próxima a las poblaciones, aprovechando toda la que se podía directamente de la que estaba sobre el terreno. Esta nieve es la primera que desaparece por el deshielo, con lo que su aprovechamiento era limitado y además de forma muy rápida, cada vez había que subir a mayor altitud para conseguirla.
  • Las grietas naturales:  A medida que la nieve superficial desaparece, esta se conserva mayor tiempo en el interior de las grietas, aunque eso si a mayor altitud y por tanto más alejadas de la población.
  • Los Pozos de nieve: son construcciones realizadas por los neveros, consisten en hacer un pozo  de planta más o menos circular (aunque hay alguno con planta rectangular) con una escalera lateral de piedra. Todo el pozo está anillado de piedra. A demás de la nieve que pudiera caer dentro por efecto de las nevadas, los neveros introducían más de la existente en los alrededores, por lo que los pozos debían construirse en lugares estratégicos. Estos lugares debían estar en la parte baja de alguna ladera para facilitar el relleno del mismo con la nieve de los alrededores.
  • La cueva del Hielo: es una cavidad que se encuentra a unos 500 metros por encima de la zona de Altavista (conocida antaño como estancia de los neveros) en el Teide. En este lugar los neveros dejaban las mulas, se trasladaban hasta la cueva del hielo, lo extraían en bloques que se forraban con sacos y helechos y lo trasladaban a hombros hasta Altavista, donde se cargaba en las mulas para luego ser llevado hasta las poblaciones.
LA CUEVA DEL HIELO:
Esta cueva, que en realidad es parte de un tubo volcánico. Está situada a unos 3.300 metros de altitud, aproximadamente a unos 500 metros sobre el pequeño valle que forma Altavista. La cueva tiene una caverna de unos 55 metros de longitud, unos 9 metros de altura y unos 15 metros de ancho. Parte del techo se ha hundido, quedando un hueco por el que se desciende hasta el fondo de la misma.





Foto: Antigua Postal – FEDAC
 
Plano tomado del Catálogo Espeleológico de Tenerife. Museo de Ciencias Naturales de Tenerife.
Cabildo de Tenerife. 1995


UBICACION DE LOS POZOS DE NIEVE:
Los pozos de nieve estaban ubicados en varios puntos de las cumbres de la isla:
  • Los pozos de Arafo:  Los dos primeros pozos se construyeron en 1750. Ocho pozos se encontraban ubicados en el fondo de la Caldera de Pedro Gil , en el llano de “Las Arenas”, el resto estaban en las cumbres de Arafo, en los altos de la cordillera central de la isla; dos pozos estaban en “Guadameña”, otro en “La negrita”, dos en “La Grieta” y otro en “Acasme”.
  • Los pozos de La Orotava: No se sabe con exactitud cuando se construyeron, pero en 1840 se tienen datados dos pozos en Izaña. unos 300 metros más arriba de estos se encuentra un tercero. Existe un cuarto pozo estaba situado cerca de la “Fuente del Mal Abrigo”. en La Orotava además se supone que los goros existentes también se utilizaron para almacenar nieve. En 1857 se solicitó la construcción de 8 pozos (Portillo, Maja, Caramujo, Llano de la Pieza, Fuente de Las Vacas y Cerrillar") que se cree nunca se llegaron a construir.



Forma de un pozo de nieve
tomada del libro: Los pozos de nieve en Tenerife


 




PORQUE POZOS DE NIEVE:
Como la nieve superficial y la de las grietas naturales desaparecía rápidamente, se construyeron los pozos con el fin de garantizar los suministros a las poblaciones. La nieve guardada en los pozos duraba mayor tiempo que la del resto, a excepción de la de la cueva del hielo que duraba todo el año, aunque el problema de esta última era la dificultad para extraerla y su transporte era más complicado por la altitud a la que se encuentra la cueva y el tortuoso sendero para llegar. Por tanto la mejor solución eran los pozos.

PUNTOS DE DESTINO DE LA NIEVE:
La nieve era transportada desde los puntos de recogida hasta La Orotava, La Laguna y  Santa Cruz. Además la nieve de Tenerife se llegó a exportar hasta Gran canaria y La Palma.

RECOLECCION DE LA NIEVE:
Además de la que el pozo pudiese contener directamente de las nevadas, por medio de peones con el uso de palas de madera y cestas, la nieve de los alrededores del pozo se amontonaba para introducirla posteriormente en capas en el interior del pozo.  El pisonero era el encargado de compactar la nieve en capas que a su vez  eran distribuidas en filas, utilizando helechos, paja o sarmientos para separarlas. una vez lleno el pozo, este se tapaba hasta que llegase el momento de extraerla (cuando ya no quedaba nieve en el exterior). El fondo del pozo estaba forrado con un tablado de madera, para permitir el drenaje. la nieve compactada en el interior de los pozos se llegaba a mantener hasta dos años.

EL TRANSPORTE DE LA NIEVE:
La nieve se transportaba sobre mulas en bloques a medida de los serones (albarda especial para el transporte de la nieve). Cada mula transportaba dos cargas de unos 40 Kg de nieve. Los bloques se forraban con paja, helechos y sacos o mantas. El transporte se realizaba por la noche, para reducir el riesgo de deshielo de los bloques.


EL HIELO ARTIFICIAL:
Con la aparición del hielo artificial sobre 1895, el negocio de los neveros fue desapareciendo, hasta que sobre 1920 terminó por desaparecer,  conservándose únicamente los restos de los pozos de los neveros, la cueva del hielo y la historia.

FUENTES:
  • Los pozos de nieve en Tenerife. Salvador Miranda Calderín. Cabildo de Tenerife y Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. 2003. Biblioteca Pública Municipal de S/C de Tenerife. TEA.
  • Periódico “El Día”. 9/abril/2011. Suplemento “La Prensa”.
  • Catálogo espeleológico de Tenerife. Organismo Autónomo de Museos y Centros. Cabildo de Tenerife. 1995.
El artículo fue publicado en el Blog de Teleférico del Teide.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada