.

LIBROS PUBLICADOS REDES SOCIALES
Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

domingo, 30 de julio de 2017

DEL PORTILLO HASTA SANTA URSULA

Ruta de senderismo lineal que parte del Portillo en el Parque Nacional del Teide y llega hasta Santa Ursula.

Ruta de contrastes de varios tipos de monte: 
  • Distancia: 17,4 Km.
  • Duración: 5 horas
  • Dificultad: ****

Fotos de la ruta:


 Pulsar para acceder a todas las fotos
Pulsar en la imagen para acceder a todas las fotos

Trazado de la ruta





Perfil del terreno





Panorámica



Detalles







Acceso a todas las fotos de detalles



domingo, 23 de julio de 2017

EL REFUGIO DE LA RAMBLETA

El 29 de mayo de 1990 el el Instituto Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ICONA), perteneciente al ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación dirige escrito al Ayuntamiento de La Orotava en el que expone:
"... que estando prevista la construcción de un Centro-refugio en la zona denominada "La Rambleta", parque nacional del Teide, y considerando el interés público y social, dado que cumplirá fines de protección y seguridad de los visitantes del Parque nacional, así como de información e interpretación, y solicitando la posibilidad de ceder 15 Has. de terreno a dicho organismo para dicha construcción y zona de afección. " 
La oficina técnica del Ayuntamiento de La Orotava informa que no ve impedimento para la cesión del terreno necesario para la construcción del refugio, con la condición de que desaparezcan todas las construcciones actuales y se restaure el entorno, que se encuentra en un estado lamentable y de peligro para los visitantes.

El pleno del Ayuntamiento aprueba iniciar el expediente de cesión de los terrenos  en marzo de 1991.

En mayo de 1991, el ICONA presenta el proyecto de construcción del refugio que pretende construir en La Rambleta - El Teide.





EL PROYECTO:

Fue redactado por el Arquitecto Manuel Fonseca Gallego.

Consideraciones generales:

El edificio estará relacionado con la estación del teleférico y será paso obligado para los visitantes que vayan a subir al Pico. 

Tendrá una función polivalente de atención a los visitantes como de refugio.

El edificio: 
  • Viviendas: El proyecto contempla la construcción de 1 vivienda para el personal del teleférico y otra para el personal del refugio.
  • Mirador circular: Situado junto al acceso, está orientado para que tenga las mejores vistas del paisaje.
  • Espacio polivalente: área de utilidades múltiples, como por ejemplo para exposiciones.
  • Área de descanso.
  • Sala de interpretación: espacio destinado a explicaciones de interpretación con equipamiento para proyección de vídeos, diapositivas, etc.
  • Refugio: Situada en el extremo del edificio para permitir el acceso desde el exterior, está destinada al uso exclusivo de pernocta de los visitantes.
  • Aseos públicos.
  • Almacén.

Consideraciones:
  • Impacto ambiental.
  • Asentamiento del edificio en terreno de topografía difícil.
  • Debe ser de paso obligado para los visitantes y de fácil acceso al excursionista y montañero.
  • Existen multitud de problemas para el transporte de los materiales hasta el lugar.
  • La elevada altitud de trabajo es otro de los problemas a tener en cuenta.
  • Una vez finalizada la obra debe dar la impresión visual de que a sido excavado en la roca, para generar el menor impacto visual que altere el entorno.
  • El proyecto contempla la modificación de los senderos y la salida de la estación del teleférico para que quede conectado con el refugio.
  • Se eliminarán todas las construcciones existentes que ya no serían de utilidad.

Planificación:
  • Se contempla un periodo de trabajos de 6 meses al año (del 15 de abril al 15 de octubre)
  • Se estima que se podrá finalizar la obra en 18 meses repartidos en 3 años.
Presupuesto:
  • El coste de construcción ascendía a  890.901.26€  (148.223.534 pestas).
Finalmente, por resolución de la Dirección General de Urbanismo fechada el 11 de noviembre de 1992, se deniega la autorización para la construcción del citado refugio.

PLANOS Y VISTAS



















Fuentes de investigación:
  • Archivo del Ayuntamiento de La Orotava.



viernes, 21 de julio de 2017

RELATOS - LOS QUE SUBIERON AL TEIDE EN 1868

El periódico el  "Progreso de Canarias"  del día 17 de agosto de 1868 publica una relación de personas que han subido al Teide durante el año.











jueves, 20 de julio de 2017

ORO EN EL TEIDE

Una mañana, rumbo al trabajo en la guagua, en la conversación mañanera del día, con los mayores, durante el viaje surgió por casualidad en el contexto de los trabajos que estos mayores hacían cuando eran jóvenes en el parque,  un comentario que me llamó la atención, que más o menos reproduzco a continuación:

"Trabajando en el Teide, le contó a este señor (joven de 20 años en aquella época) un señor de la Orotava que trabajaba con ellos y llevaba ya mucho tiempo trabajando allí, que sabía donde estaba una mina de oro en una de las montañas del Teide (entendiendo que se refiere a alguna de las montañas del Parque)"

Al parecer la mina estaba oculta, ya que habían tapiado con piedras su entrada.

Partiendo del principio que en el Parque Nacional del Teide  no hay oro, quise suponer que se referiría a algún tubo volcánico en el que tiempo atrás alguien hubiera buscado oro, evidentemente sin encontrarlo.



Foto de una pepita de oro

Esta historia me llevó a investigar  sobre la materia a ver que aparecía, y la sorpresa es que si que encontramos relatos al respecto debidamente documentados:


------------------------------------------------------------------------------

La Data del 14 de marzo de 1515, regoge: "Merced a los Ldos. Luis Zapata y Ortún Ibáñez de Aguirre, miembros del Consejo Real, de los mineros de oro, plata, arambe, alumbre, capanosa, azeche, azul, cardenillo, alcohol, bermellón, azongue, hierro, plomo, estaño, cobre y otros metales descubiertos y por descubrir, de la Sierra del Teide, Montaña Armajen y demás lugares de la Isla de Tenerife, tanto de realengo como de señorío"

Thomas Sprats  recoge en su publicación, escrita en 1667,, "History of the Royal Society of London. A Relation of the Pico Teneriffe"  los relatos manuscritos por los comerciantes  Mr Clappham, Philips Ward, John Webber, John Cowling, Thomas Bridges y George Cove,  :


"...  un fundidor de campanas de La Orotava le contó que con la carga de dos caballos de esa tierra, obtuvo el suficiente oro como para hacer dos anillos grandes."

"...  un portugués que había estado en las Indias Occidentales, le dijo que su opinión era que allí había minas de oro y plata tan buenas como la mejor de las Indias"


J. Edens. se supone que en su estancia en Tenerife en 1715 descubrió una mina de oro que pronto vendrían otros a explotar y conquistar.


Viera y Clavijo en una nota recogida en su publicación "Historia de Canarias" (1772-1776) destaca que las historias sobre el oro en el Teide son exageraciones y errores.


Bory de Saint-Vincent Estuvo en Canarias en  noviembre de 1800  para escribir su libro  “Ensayo sobre las Islas Afortunadas y la Antigua Atlántida". En el mismo da validez a la existencia de oro y otros metales preciosos. Deja recogido además una leyenda extendida entre la población relativa a la existencia de minas de oro que el rey de España no ha querido que se exploten por temor a que los ingleses se apoderen de las islas.


Nicolás González Lemus en su artículo "EL Teide. Evolución histórica de su imagen en la literatura de viajes" recoge algunas de estas leyendas e historias de antaño:
"...Pero a partir del siglo XVI realizar excursiones de exploración hacia el interior de la isla, sobre todo para subir la montaña más alta conocida, era una de las mayores ilusiones difícilmente alcanzable de los viajeros, a pesar del escaso conocimiento de la isla y en particular del Teide. Sin embargo era todo un reto, entre otras razone porque se creía que en el Teide se encontraban minas de cobre, plata y oro, en consonancia con la creencia de la época. Cuando Stevens hace la ascensión al Teide era precisamente unos momentos en que empezaba a creerse que en las montañas yacían el oro, la plata y otros minerales. El fundidor de las campanas de La Orotava había dado fe de ello. Le había comentado a un médico y comerciante inglés residente en el pueblo, que de la tierra de Las Cañadas había extraído tanto oro que pudo hacer dos hermosos anillos. Y un portugués le había contado que, después de estar en las Indias Occidentales, él creía firmemente que en el Teide había minas de oro y plata tan ricas como la de las Indias. Otro lusitano al parecer había extraído dos cucharadas de plata de la tierra del Teide. Sin embargo, nadie había podido demostrar la existencia de tales minerales..."

Fátima Hernánez Martín (directora del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife) también en el artículo "Souvernir" publicado en la web de Museos de Tenerife en 2016 también se hace eco de las creencias sobre la existencia de oro en el Teide:
"... Según recuerda Aznar Vallejo (2003), las posibilidades mineras del Teide, en siglos pasados, alentaron siempre –erróneamente- grandes expectativas, aunque nunca tuvieron consistencia real. Considérese, por ejemplo, la concesión en 1515 de las minas de oro, plata, alumbre de la Sierra del Teide y la Montaña de Armajen, a favor de los licenciados Zapata y Aguirre (Aznar Vallejo, 1981: Documentos Canarios en el Registro General del Sello (1476- 1517). No olvidemos que, por entonces, Europa se hallaba ávida por coleccionar –atesorar- especímenes zoológicos, botánicos o muestras geológicas procedentes de las tierras que se iban conociendo. Todo asombraba y maravillaba a los estudiosos...."
****************************

La realidad nos dice que en el Parque Nacional del Teide si que existieron minas,  pero de azufre y piedra pómez.




miércoles, 19 de julio de 2017

ESTRUCTURAS EN EL PICO DEL TEIDE

La caseta de madera del cráter

Según relata "Nicolas González Lemus" en sus trabajos históricos, Rafael Frías y Pérez y Nicolás Ascanio y Negrín al crear la sociedad "Nuestra Señora de la Salud del Teide", en 1887, para explotar el azufre del cráter, construyeron una caseta de madera en su interior para que los trabajadores pudieran guardar las herramientas y aperos.
Esta sociedad funcionó hasta 1893.

EL horno de azufre

En el interior del cráter, existió un horno de azufre de forma circular, ubicado en la parte meridional del mismo (la parte más baja del cráter) para el secado del mineral.

La primera referencia documental a la existencia de un horno para refinar azufre en el fondo del cráter la encontramos en el libro de Isaac Latimer "Notes of travel in the Island of Teneriffe and Grand Canary", escrito en 1887:

                   "... En el fondo, un horno para refinar azufre..."


Oscar Simony  en su visita al cráter el 25 de julio de 1889 dice que había un horno de azufre no operativo, ubicado en la parte inferior del cráter.


Foto: Oscar Simony 


Los baños de vapor

En el año 1894 se plantea aprovechar las emanaciones de azufre del cráter del Teide para la construcción de una instalación de baños de vapor. Esta construcción iba anexa a la estación de un ferrocarril de cremallera.

A lo largo de la historia en el Pico del Teide existieron varias estructuras metálicas. En la actualidad solo se mantienen sensores para la medición de los gases que salen del cráter a modo de fumarolas de azufre.
 


Periódico "La Orotava" del 28 de diciembre  de 1894
Biblioteca Pública Municipal de S/C de Tenerife

La estación del funicular

El primer proyecto para la instalación de un sistema ferroviario para ascender al pico del Teide data del año 1894, cuando una empresa extranjera concibe la idea de instalar un ferrocarril de cremallera para que los usuarios del futuro baño de vapor que pretenden instalar en el cono, puedan acceder cómodamente.

Entre 1912 y 1934 nos encontramos con tres proyectos que aunque no lo mencionan  expresamente, inducen a creer que construirían estructuras (estaciones de algún tipo) en el pico del Teide:

·     En 1912,  surge la idea de construir un ferrocarril de cremallera, funicular o ferrocarril de cables aéreos para acceder al cono por la parte que da hacia el municipio de Vilaflor.
·      En junio de 1912  Mr.Yuckerl, ingeniero enviado por la Sociedad "a Cime Limited" de Londres para estudia la viabilidad de construir un cable aéreo que una el pico del Teide con la costa más cercana, para transportar  el mineral de azufre de la concesión adquirida por la mencionada sociedad.
·       En  1934, el ingeniero Ordana, expone al Presidente del Cabildo Insular de Tenerife que ha elaborado un proyecto para la construcción de un funicular trasbordador al pico del Teide.

El actual teleférico, parte de un proyecto concebido en 1929 por el tinerfeño Andrés de Arroyo y González de Chavez, redactado por el ingeniero de caminos, canales y puertos Don José Ochoa Benjumea. El proyecto contemplaba la construcción de la estación final del teleférico en el cráter ubicada en la cota de 3.695 metros, disponiendo de una sala de espera, y antesala para acceder al andén, así como un balcón corrido en voladizo que comunica con las anteriores. Aquí se encuentra también la sala que alberga la maquinaria de reenvío de la segunda sección.

Cráter del Pico del Teide y ubicación de la estación
Archivo Histórico Provincial de S/C de Tenerife - Fondo Andrés de Arroyo.

Plano de la estación
Archivo Histórico Provincial de S/C de Tenerife - Fondo Andrés de Arroyo.

Vistas de una de las soluciones presentadas en el proyecto de la estación.
Archivo Histórico Provincial de S/C de Tenerife - Fondo Andrés de Arroyo
.

El buzón de cumbre

El 11 de mayo de 1917 fue colocado, sobre una barra de acero de 2 metros de largo, en el Pico del Teide un buzón de cumbre enviado por la Sociedad Española de Alpinismo Peñalara con el fin de recoger postales y cartas de las personas que suban hasta el pico. El encargado de recoger y comunicar a la Sociedad el contenido del buzón era "José Bethencourt".

Existe constancia documental de la existencia del buzón hasta 1925.

Recorte de la Revista de la Sociedad Española de Alpinismo Peñalara - 1917

Recorte de la Revista de la Sociedad Española de Alpinismo Peñalara - 1925


Los libros de firmas

En 1929 (fecha que consta en la primera página) existía un libro de visitas en el pico encerrado en una armadura de latón y guardado en un monolito de cemento. La primera firma del libro pertenecía a un isleño.


En 1933 se sustituye el primer libro por otro nuevo, supuestamente por haberse agotado sus hojas.  


Desarrollado en un artículo separado.


La Cruz: 

El resultado de la investigación Historia lo he desarrollado en otro Post de este Blog.


Desarrollado en un artículo separado.
ACCESO AL ARTÍCULO


Foto: Pedro Falcón - 1964/65



Cartel de altitud

La revista del club de montaña Peñalara del año 1925 recoge en uno de sus apartados la existencia de un cartel con el siguiente texto: "Pico de Teide, 3707 metros de altitud" ubicado sobre el buzón de cumbre. 


Revista Peñalara - 1925

Por fotografías sabemos que en el pico existió un cartel adosado a la Cruz con el siguiente texto: "Pico del Teide, 3717 m". Posteriormente estuvo durante un tiempo en el suelo, colocado sobre un perfil de hierro, hasta que también fue retirado.


Cartel-1
 


La Placa del Corazón de María

En una fotografía de 1961 se ha detectado que en el pico existió una placa con el grabado del corazón de María.

Hasta el momento no se ha podido encontrar referencias documentales de cuando se colocó ni de cuando fue retirada.


El faro

En 1925 se realizó un estudio para la construcción de un radio-faro en el pico del Teide que permitiera las comunicaciones del Observatorio astronómico-Meteorológico  con los barcos que circularan por aguas Canarias

En 1929 se plantea la necesidad de instalar un faro para aviones en el Pico como sistema de orientación y seguridad para la navegación de los aeroplanos y globos dirigibles. El brillo de la luz del faro debería ser visible a muchos kilómetros, de forma que solucionaría los problemas que generan la bruma baja  en la isla.


Periódico "La Prensa" del 18 de diciembre  de 1929
Biblioteca de la Universidad de La Laguna

El vértice de la triangulación geodésica:

En la década de los años 20-30 se estaba gestionando un proyecto de observaciones atmosféricas, estudios sobre magnetismo, estudios sobre sismología, etc. Dentro del marco de este proyecto en 1925 el Instituto Geográfico Nacional construyó una estructura para hacer la primera triangulación geodésica de Canarias. En dicho chasis se instaló un potente faro de luz con el que determinar las distancias desde muchas puntos de las islas (no así desde Lanzarote, Fuerteventura o El Hierro). La estructura alcanzaba 3790 metros sobre el nivel mar.

Foto: Juan A. Hernández

Una vez construido, debido a las condiciones climáticas, especialmente a los fuertes vientos sufrió graves daños. El deterioro de la estructura y el abandono de  proyecto mencionado, hicieron que esta construcción no tuviese ningún fin, siendo retirada.



  Foto: INIA

Foto: Cedida por la Familia Yanes Luque
Alpinista alemán en el Pico del Teide. 7 de Mayo de 1933


EL Cristo de bronce

Cuando se construyó el teleférico en la década de los años 60, se planteó la idea de instalar en el pico un Cristo hecho de bronce. En los años 70 llego a la estación base del teleférico, donde finalmente se ubico de forma definitiva ya que su peso imposibilitaba trasladarlo desde de la estación de La Rambleta hasta el pico.


326


Fotos: Rafael Cedrés

La Torre de Experimentos científicos

En el año 1973 Se plantea por la Universidad de La Laguna la instalación en el borde occidental del cráter del Pico del Teide una torre de hierro y cemento para el montaje de un telescopio.

Ayto. de La Orotava - Archivo - Libro de actas: 24/07/1973


Medidores y sensores actuales

En la actualidad en el Pico del Teide solamente se mantienen medidores y sensores de tipo científico, que aportan importantes datos sobre las emisiones de gases, deformación del terreno, etc.

1


Fuentes de investigación:
  • Real Sociedad Económica de Amigos del País.
  • Periódico La Luz.
  • Teleférico del Teide.
  • Fernando de Ory Ajamil.
  • Goyo Oliva.
  • Javier Martín-Carbajal.
  • Archivo del Cabildo Insular de Tenerife.
  • Biblioteca Municipal de Santa Cruz de Tenerife.
  • Archivo Histórico Provincial, fondo Andrés Arroyo.
  • RSEA Peñalara.
  • Nicolás García Lemus.