.

LIBROS PUBLICADOS REDES SOCIALES
Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

domingo, 23 de julio de 2017

EL REFUGIO DE LA RAMBLETA

El 29 de mayo de 1990 el el Instituto Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ICONA), perteneciente al ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación dirige escrito al Ayuntamiento de La Orotava en el que expone:
"... que estando prevista la construcción de un Centro-refugio en la zona denominada "La Rambleta", parque nacional del Teide, y considerando el interés público y social, dado que cumplirá fines de protección y seguridad de los visitantes del Parque nacional, así como de información e interpretación, y solicitando la posibilidad de ceder 15 Has. de terreno a dicho organismo para dicha construcción y zona de afección. " 
La oficina técnica del Ayuntamiento de La Orotava informa que no ve impedimento para la cesión del terreno necesario para la construcción del refugio, con la condición de que desaparezcan todas las construcciones actuales y se restaure el entorno, que se encuentra en un estado lamentable y de peligro para los visitantes.

El pleno del Ayuntamiento aprueba iniciar el expediente de cesión de los terrenos  en marzo de 1991.

En mayo de 1991, el ICONA presenta el proyecto de construcción del refugio que pretende construir en La Rambleta - El Teide.





EL PROYECTO:

Fue redactado por el Arquitecto Manuel Fonseca Gallego.

Consideraciones generales:

El edificio estará relacionado con la estación del teleférico y será paso obligado para los visitantes que vayan a subir al Pico. 

Tendrá una función polivalente de atención a los visitantes como de refugio.

El edificio: 
  • Viviendas: El proyecto contempla la construcción de 1 vivienda para el personal del teleférico y otra para el personal del refugio.
  • Mirador circular: Situado junto al acceso, está orientado para que tenga las mejores vistas del paisaje.
  • Espacio polivalente: área de utilidades múltiples, como por ejemplo para exposiciones.
  • Área de descanso.
  • Sala de interpretación: espacio destinado a explicaciones de interpretación con equipamiento para proyección de vídeos, diapositivas, etc.
  • Refugio: Situada en el extremo del edificio para permitir el acceso desde el exterior, está destinada al uso exclusivo de pernocta de los visitantes.
  • Aseos públicos.
  • Almacén.

Consideraciones:
  • Impacto ambiental.
  • Asentamiento del edificio en terreno de topografía difícil.
  • Debe ser de paso obligado para los visitantes y de fácil acceso al excursionista y montañero.
  • Existen multitud de problemas para el transporte de los materiales hasta el lugar.
  • La elevada altitud de trabajo es otro de los problemas a tener en cuenta.
  • Una vez finalizada la obra debe dar la impresión visual de que a sido excavado en la roca, para generar el menor impacto visual que altere el entorno.
  • El proyecto contempla la modificación de los senderos y la salida de la estación del teleférico para que quede conectado con el refugio.
  • Se eliminarán todas las construcciones existentes que ya no serían de utilidad.

Planificación:
  • Se contempla un periodo de trabajos de 6 meses al año (del 15 de abril al 15 de octubre)
  • Se estima que se podrá finalizar la obra en 18 meses repartidos en 3 años.
Presupuesto:
  • El coste de construcción ascendía a  890.901.26€  (148.223.534 pestas).
Finalmente, por resolución de la Dirección General de Urbanismo fechada el 11 de noviembre de 1992, se deniega la autorización para la construcción del citado refugio.

PLANOS Y VISTAS



















Fuentes de investigación:
  • Archivo del Ayuntamiento de La Orotava.



viernes, 21 de julio de 2017

RELATOS - LOS QUE SUBIERON AL TEIDE EN 1868

El periódico el  "Progreso de Canarias"  del día 17 de agosto de 1868 publica una relación de personas que han subido al Teide durante el año.











jueves, 20 de julio de 2017

ORO EN EL TEIDE

Una mañana, rumbo al trabajo en la guagua, en la conversación mañanera del día, con los mayores, durante el viaje surgió por casualidad en el contexto de los trabajos que estos mayores hacían cuando eran jóvenes en el parque,  un comentario que me llamó la atención, que más o menos reproduzco a continuación:

"Trabajando en el Teide, le contó a este señor (joven de 20 años en aquella época) un señor de la Orotava que trabajaba con ellos y llevaba ya mucho tiempo trabajando allí, que sabía donde estaba una mina de oro en una de las montañas del Teide (entendiendo que se refiere a alguna de las montañas del Parque)"

Al parecer la mina estaba oculta, ya que habían tapiado con piedras su entrada.

Partiendo del principio que en el Parque Nacional del Teide  no hay oro, quise suponer que se referiría a algún tubo volcánico en el que tiempo atrás alguien hubiera buscado oro, evidentemente sin encontrarlo.



Foto de una pepita de oro

Esta historia me llevó a investigar  sobre la materia a ver que aparecía, y la sorpresa es que si que encontramos relatos al respecto debidamente documentados:


------------------------------------------------------------------------------

Thomas Sprats  recoge en su publicación, escrita en 1667,, "History of the Royal Society of London. A Relation of the Pico Teneriffe"  los relatos manuscritos por los comerciantes  Mr Clappham, Philips Ward, John Webber, John Cowling, Thomas Bridges y George Cove,  :


"...  un fundidor de campanas de La Orotava le contó que con la carga de dos caballos de esa tierra, obtuvo el suficiente oro como para hacer dos anillos grandes."

"...  un portugués que había estado en las Indias Occidentales, le dijo que su opinión era que allí había minas de oro y plata tan buenas como la mejor de las Indias"


J. Edens. se supone que en su estancia en Tenerife en 1715 descubrió una mina de oro que pronto vendrían otros a explotar y conquistar.


Viera y Clavijo en una nota recogida en su publicación "Historia de Canarias" (1772-1776) destaca que las historias sobre el oro en el Teide son exageraciones y errores.


Bory de Saint-Vincent Estuvo en Canarias en  noviembre de 1800  para escribir su libro  “Ensayo sobre las Islas Afortunadas y la Antigua Atlántida". En el mismo da validez a la existencia de oro y otros metales preciosos. Deja recogido además una leyenda extendida entre la población relativa a la existencia de minas de oro que el rey de España no ha querido que se exploten por temor a que los ingleses se apoderen de las islas.


Nicolás González Lemus en su artículo "EL Teide. Evolución histórica de su imagen en la literatura de viajes" recoge algunas de estas leyendas e historias de antaño:
"...Pero a partir del siglo XVI realizar excursiones de exploración hacia el interior de la isla, sobre todo para subir la montaña más alta conocida, era una de las mayores ilusiones difícilmente alcanzable de los viajeros, a pesar del escaso conocimiento de la isla y en particular del Teide. Sin embargo era todo un reto, entre otras razone porque se creía que en el Teide se encontraban minas de cobre, plata y oro, en consonancia con la creencia de la época. Cuando Stevens hace la ascensión al Teide era precisamente unos momentos en que empezaba a creerse que en las montañas yacían el oro, la plata y otros minerales. El fundidor de las campanas de La Orotava había dado fe de ello. Le había comentado a un médico y comerciante inglés residente en el pueblo, que de la tierra de Las Cañadas había extraído tanto oro que pudo hacer dos hermosos anillos. Y un portugués le había contado que, después de estar en las Indias Occidentales, él creía firmemente que en el Teide había minas de oro y plata tan ricas como la de las Indias. Otro lusitano al parecer había extraído dos cucharadas de plata de la tierra del Teide. Sin embargo, nadie había podido demostrar la existencia de tales minerales..."

Fátima Hernánez Martín (directora del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife) también en el artículo "Souvernir" publicado en la web de Museos de Tenerife en 2016 también se hace eco de las creencias sobre la existencia de oro en el Teide:
"... Según recuerda Aznar Vallejo (2003), las posibilidades mineras del Teide, en siglos pasados, alentaron siempre –erróneamente- grandes expectativas, aunque nunca tuvieron consistencia real. Considérese, por ejemplo, la concesión en 1515 de las minas de oro, plata, alumbre de la Sierra del Teide y la Montaña de Armajen, a favor de los licenciados Zapata y Aguirre (Aznar Vallejo, 1981: Documentos Canarios en el Registro General del Sello (1476- 1517). No olvidemos que, por entonces, Europa se hallaba ávida por coleccionar –atesorar- especímenes zoológicos, botánicos o muestras geológicas procedentes de las tierras que se iban conociendo. Todo asombraba y maravillaba a los estudiosos...."
****************************

La realidad nos dice que en el Parque Nacional del Teide si que existieron minas,  pero de azufre y piedra pómez.




miércoles, 19 de julio de 2017

ESTRUCTURAS EN EL PICO DEL TEIDE

Los baños de vapor

En el año 1894 se plantea aprovechar las emanaciones de azufre del cráter del Teide para la construcción de una instalación de baños de vapor. Esta construcción iba anexa a la estación de un ferrocarril de cremallera.

A lo largo de la historia en el Pico del Teide existieron varias estructuras metálicas. En la actualidad solo se mantienen sensores para la medición de los gases que salen del cráter a modo de fumarolas de azufre.
 


Periódico "La Orotava" del 28 de diciembre  de 1894
Biblioteca Pública Municipal de S/C de Tenerife

La estación del funicular

El primer proyecto para la instalación de un sistema ferroviario para ascender al pico del Teide data del año 1894, cuando una empresa extranjera concibe la idea de instalar un ferrocarril de cremallera para que los usuarios del futuro baño de vapor que pretenden instalar en el cono, puedan acceder cómodamente.

Entre 1912 y 1934 nos encontramos con tres proyectos que aunque no lo mencionan  expresamente, inducen a creer que construirían estructuras (estaciones de algún tipo) en el pico del Teide:

·     En 1912,  surge la idea de construir un ferrocarril de cremallera, funicular o ferrocarril de cables aéreos para acceder al cono por la parte que da hacia el municipio de Vilaflor.
·      En junio de 1912  Mr.Yuckerl, ingeniero enviado por la Sociedad "a Cime Limited" de Londres para estudia la viabilidad de construir un cable aéreo que una el pico del Teide con la costa más cercana, para transportar  el mineral de azufre de la concesión adquirida por la mencionada sociedad.
·       En  1934, el ingeniero Ordana, expone al Presidente del Cabildo Insular de Tenerife que ha elaborado un proyecto para la construcción de un funicular trasbordador al pico del Teide.

El actual teleférico, parte de un proyecto concebido en 1929 por el tinerfeño Andrés de Arroyo y González de Chavez, redactado por el ingeniero de caminos, canales y puertos Don José Ochoa Benjumea. El proyecto contemplaba la construcción de la estación final del teleférico en el cráter ubicada en la cota de 3.695 metros, disponiendo de una sala de espera, y antesala para acceder al andén, así como un balcón corrido en voladizo que comunica con las anteriores. Aquí se encuentra también la sala que alberga la maquinaria de reenvío de la segunda sección.

Cráter del Pico del Teide y ubicación de la estación
Archivo Histórico Provincial de S/C de Tenerife - Fondo Andrés de Arroyo.

Plano de la estación
Archivo Histórico Provincial de S/C de Tenerife - Fondo Andrés de Arroyo.

Vistas de una de las soluciones presentadas en el proyecto de la estación.
Archivo Histórico Provincial de S/C de Tenerife - Fondo Andrés de Arroyo
.

El buzón de cumbre

El 11 de mayo de 1917 fue colocado en el Pico del Teide un buzón de cumbre enviado por la Sociedad Española de Alpinismo Peñalara con el fin de recoger postales y cartas de las personas que suban hasta el pico. El encargado de recoger y comunicar a la Sociedad el contenido del buzón era "José Bethencourt".

Recorte de la Revista de la Sociedad Española de Alpinismo Peñalara - 1917

Recorte de la Revista de la Sociedad Española de Alpinismo Peñalara - 1925


Los libros de firmas

En 1929 (fecha que consta en la primera página) existía un libro de visitas en el pico encerrado en una armadura de latón y guardado en un monolito de cemento. La primera firma del libro pertenecía a un isleño.


En 1933 se sustituye el primer libro por otro nuevo, supuestamente por haberse agotado sus hojas.  


Desarrollado en un artículo separado.


La Cruz: 

El resultado de la investigación Historia lo he desarrollado en otro Post de este Blog.




Foto: Pedro Falcón - 1964/65



Cartel de altitud

En el pico existió un cartel adosado a la Cruz que indicaba la altitud (3.717 m). Posteriormente cuando la cruz fue retirada estuvo durante un tiempo en el suelo, hasta que también fue retirado.


Cartel-1
 



El faro

En 1925 se realizó un estudio para la construcción de un radio-faro en el pico del Teide que permitiera las comunicaciones del Observatorio astronómico-Meteorológico  con los barcos que circularan por aguas Canarias

En 1929 se plantea la necesidad de instalar un faro para aviones en el Pico como sistema de orientación y seguridad para la navegación de los aeroplanos y globos dirigibles. El brillo de la luz del faro debería ser visible a muchos kilómetros, de forma que solucionaría los problemas que generan la bruma baja  en la isla.


Periódico "La Prensa" del 18 de diciembre  de 1929
Biblioteca de la Universidad de La Laguna

El vértice de la triangulación geodésica:

En la década de los años 20-30 se estaba gestionando un proyecto de observaciones atmosféricas, estudios sobre magnetismo, estudios sobre sismología, etc. Dentro del marco de este proyecto en 1925 el Instituto Geográfico Nacional construyó una estructura para hacer la primera triangulación geodésica de Canarias. En dicho chasis se instaló un potente faro de luz con el que determinar las distancias desde muchas puntos de las islas (no así desde Lanzarote, Fuerteventura o El Hierro). La estructura alcanzaba 3790 metros sobre el nivel mar.

Foto: Juan A. Hernández

Una vez construido, debido a las condiciones climáticas, especialmente a los fuertes vientos sufrió graves daños. El deterioro de la estructura y el abandono de  proyecto mencionado, hicieron que esta construcción no tuviese ningún fin, siendo retirada.



  Foto: INIA

Foto: Cedida por la Familia Yanes Luque
Alpinista alemán en el Pico del Teide. 7 de Mayo de 1933


EL Cristo de bronce

Cuando se construyó el teleférico en la década de los años 60, se planteó la idea de instalar en el pico un Cristo hecho de bronce. En los años 70 llego a la estación base del teleférico, donde finalmente se ubico de forma definitiva ya que su peso imposibilitaba trasladarlo desde de la estación de La Rambleta hasta el pico.


326


Fotos: Rafael Cedrés

La Torre de Experimentos científicos

En el año 1973 Se plantea por la Universidad de La Laguna la instalación en el borde occidental del cráter del Pico del Teide una torre de hierro y cemento para el montaje de un telescopio.

Ayto. de La Orotava - Archivo - Libro de actas: 24/07/1973


Medidores y sensores actuales

En la actualidad en el Pico del Teide solamente se mantienen medidores y sensores de tipo científico, que aportan importantes datos sobre las emisiones de gases, deformación del terreno, etc.

1


Fuentes de investigación:
  • Real Sociedad Económica de Amigos del País.
  • Periódico La Luz.
  • Teleférico del Teide.
  • Fernando de Ory Ajamil.
  • Goyo Oliva.
  • Javier Martín-Carbajal.
  • Archivo del Cabildo Insular de Tenerife.
  • Biblioteca Municipal de Santa Cruz de Tenerife.
  • Archivo Histórico Provincial, fondo Andrés Arroyo.
  • RSEA Peñalara.



LOS LIBROS DE FIRMAS DEL PICO DEL TEIDE

Nada se sabe de cuando se colocó el primer libro de firmas en el Pico ni del paradero final de estos.  

Conocemos parte del contenido de uno de los libros porque fue reproducido por el Diario Republicano de Tenerife “HOY” en su edición del 19 de enero de 1934.

Este artículo además recoge algunos datos que aportan información sobre la existencia de los libros:

En 1929 (fecha que consta en la primera página) existía un libro de visitas en el pico, encerrado en una armadura de latón y guardado en un monolito de cemento (Descripción realizada por Juan Carlos Monteverde García, descendiente político de Graham-Toler) .
La primera firma del libro pertenecía a un isleño.
En 1933 se sustituye el primer libro por otro nuevo, supuestamente por haberse agotado sus hojas. 
Estos libros han dejado la huella del paso de viajeros de todas las nacionalidades, con variadas intenciones, científicos, turistas, meteorólogo, astrónomos, etc.
Los viajeros que han subido el Teide han dejado en él sus impresiones, han estampado su firma e incluso han dejado dibujos a plumilla en el que se representan imágenes del refugio y del cráter del volcán. Incluso alguno ha dejado datos de su ideología anarquista.
************************************

A continuación reproducimos el artículo del diario "HOY" de 1934:

"Las reseñas se han tomado tal y como aparecen en los libros originales y que fueron reproducidas en el citado diario"

==============================

Unos ingenieros alemanes dicen: "Hamos subido para tomar medidas para un camino aéreo y cómodo para subir y bajar.  Mucho frío y viento."

Unos  maestros carpinteros isleños escribieron: ¡Ellos también subieron a tomar medidas para un camino aéreo para "subil" y ' bajar'! (suponemos que se refieren al proyecto del futuro Teleférico). Mucho frío y "biento".

La Comisión Geodésico-Astronómico del Instituto Geográfico hace una serie de observaciones que cubren unas tres páginas del libro. Esta Comisión estuvo en el Pico en julio de 1930. Dicen que han realizado unas 450 observaciones. Elogian el maravilloso panorama y hacen acertadas consideraciones sobre la importancia de la magna Cima.

C Frick, de París dice: “Yo creo que todos los "touristas" que visiten este refugio deben de tener de no turaren ni romper  botellas ni "cacharros" a lado del refugio, porque el "pie" será "muí" bonito".

El 28 de junio de 1931, unos anarquistas escriben llenando varias páginas: "Tiempo espléndido. Todo marcha bien. Tenemos que hacen noche; porque estamos muy rendidos los 25 compañeros que hemos alzado la bandera anarquista en pro de la libertad en el cráter de esta "ermosa" montaña. En estos días el volcán ha sentido el fuego de los libertarios". Eligieron para subir el día de las elecciones para diputados a las Cortes Constituyentes (28-06-1931).

"Por el honor de Tenerife y  España, es preciso construir un refugio en mejores condiciones", dicen unos patriotas en julio del mismo año.

Siguen una serie de páginas en alemán, inglés y otros idiomas.

Un republicano: "Por la República he luchado toda mi vida. Para que la primera vez que en este Teide se enarbola la bandera, tuviera mi asistencia, he venido. ¡Viva la República!".

Un excursionista poeta escribió: "Subí a la cúspide del Teide y en ella misma firmé. ¡Padre de las siete islas, reviéntate de una vez!".

Una señora ha escrito: "Subí al Teide con toda felicidad el 29 de julio de 1931 y quedé encantada ante tan grandioso espectáculo”.

Otra mujer expresó: Lo vi, pero no lo quiero recordar". "Lamento no ser pintora, para reproducir en mis lienzos las bellezas de ese gigante Teide".

A continuación uno que se sintió poeta, dedico unos versos.

Un filósofo expresó: "Aquí estoy porque he venido".

La página siguiente reproduce en un dibujo a pluma el refugio y el cráter del Teide.

A continuación innumerables firmas de alemanes.

Unos turistas dicen: “La excursión ha sido organizada por 40 turistas del vapor “Mexique”; tiempo hermoso como nunca; hemos presenciado la salida del sol, quedando todos maravillados de tanta belleza. Había bastante nieve y nos hemos divertido mucho”.

Unos futbolistas del Club Deportivo Athletic de Bilbao dejaron sus impresiones en vasco. Al final de estas expresan: ¡Viva Canarias! ¡Viva Éuzcadi!

Alguien dejó escrito: "Al llegar al Refugio lo celebramos tocando el Himno de Riego".

Don Honorato de Castro, Director General del Instituto Geográfico Catastral y de Estadística, escribe lo siguiente: "Comprendo perfectamente las exclamaciones consignadas en este álbum, de que no volverán a subir, y las  comprendo, puesto que yo las suscribo; pero no quiere ello decir que esté arrepentido de haber subido, pues las penalidades de la ascensión quedan de sobra compensadas con la observación del espectáculo dantesco que desde la cima del cráter se contempla".

Un rebelde escribe: “El día que sobre esta montaña ondee jubilosa una bandera roja, será el Teide más alto, más grande Tenerife y más decentes nosotros”.

Un burgués dejo escrito: “Tengo ganas de que pongan un restaurant, porque esto de traer la comida a cuestas no me convence”.
=========================

El libro está lleno de opiniones para todos los gustos, escritas según los sentimientos de cada cual, pero sin manifestar grosería alguna. Hay constancia de que el libro se conservaba hasta 1934, siendo actualmente su paradero desconocido.



Biblioteca PM de Santa Cruz de Tenerife - TEA

martes, 18 de julio de 2017

EL ANTIGUO TRANVÍA DE TENERIFE - COLOCACIÓN DE LA PRIMERA PIEDRA


Las obras de construcción se inician el 29 de octubre de 1899 con la ceremonia de colocación de la primera piedra en la zona de la explanada de la marina, junto al castillo de San Pedro. Para el acto la zona y los vapores fondeados en el puerto fueron engalanados con banderas de Bélgica, España y de Tenerife. 


Foto: cedida por Rafael LLanos


Al acto asistieron el Dr. Allart, Cónsul de Bélgica, el Marqués de Villasegura, el Gobernador Civil, el Capitán General, el alcalde de Santa Cruz y otras autoridades civiles y militares.

Foto: Rafael Llanos.


Se llevaron a cabo diversos discursos por parte de las autoridades y representantes de la empresa concesionaria. 

Como recuerdo del momento, Mr. Fichefet regaló al Marqués de Villasegura una paleta de obra (cuchara) elaborada en plata por Don Francisco García Talavera con una inscripción grabada por
Don Ricardo Pérez que dice: 

“TRANVIA-VILLASEGURA. 
Inauguración de las obras. 
Santa cruz de Tenerife, a 29 de octubre de 1899”

Foto: Rafael Cedrés
La paleta se conserva en el Museo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife


El marqués de Villasegura fue vitoreado por la gran cantidad de público asistente que le supo reconocer su labor en Madrid para conseguir que se llevase a cabo la implantación del tranvía.

El acto finalizó con una invitación a los asistentes a un brindis con abundantes dulces, pastas y champagne, estando amenizado por la charanga de Cazadores, tocando entre otras piezas los “Cantos Canarios de Teobaldo Power” y el pasodoble “El Tranvía eléctrico”, escrito expresamente para este acto por José Crosa. Esta partitura se le entregó al Marqués como recuerdo. También se dio lectura de una poesía de Ramón Garay inspirada en el tranvía. 

Foto: Rafael Llanos





Más información sobre el antiguo tranvía de Tenerife en el libro: 

EL ANTIGUO TRANVIA DE TENERIFE


ESTRUCTURAS EN EL PICO DEL TEIDE - LA CRUZ


En el pico del Teide existió una cruz que marcaba la cima. Estuvo durante muchos años hasta que fue retirada.
  
Foto: Pedro Falcón - 1964/65

POR QUE UNA CRUZ EN EL PICO DEL TEIDE

Mucho se ha dicho, comentado, imaginado, ...
No se ha encontrado ningúna referencia documental que justifique la instalación de la cruz que estuvo en el Pico del Teide. 

Por el contrario si que hay algunos datos  sobre otros proyectos que no parecen guardar relación.


LAS PRIMERAS REFERENCIAS QUE ENCONTRAMOS

Las primeras referencias documentales a la instalación de una cruz en el pico del Teide, se remontan al proyecto que redactó la Junta Diocesana de Tenerife en 1899, con la idea de tenerla instalada en junio de 1900. A continuación se recoge el proyecto de forma literal, incluyendo las consideraciones previas del mismo:

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
HOMENAJES EN CANARIAS
A CRISTO REDENTOR EN FIN DE SIGLO

«No hay en el Archipiélago Canario punto alguno más conocido en el mundo que el renombrado y célebre Pico de Teide. Es lo primero que descubren los ávidos ojos de los que por el océano se acercan á estas Islas, y lo último que miran cuando de ellas se alejan.

No hay turista que al recorrer los valles y barrancos, las playas y los bosques de Tenerife no se sienta aguijoneado por un vehemente deseo de remontarse á la cima de aquel gigantesco cono, desde donde se descubre más cielo y más horizonte que de los Himalayas y Chimborazos; ni tampoco hay turista, que al llegar á su cumbre, y admirar, arrobado en éxtasis, aquel panorama asombroso y único en el mundo, no sienta en la bravía estructura de su cima y contornos y en la majestuosa soledad y aislamiento de su negra masa la presencia imponente del autor de tanta grandeza. La Majestad de Dios tiene su asiento en el Teide, ¿por qué no sube el hombre al Teide á adorarle? ¿Y por qué si ha subido no hay en el Teide huella alguna de esa adoración? Así como antiguamente la ciega gentilidad procuraba consagrar las cimas de sus montañas y eminencias más famosas á sus divinidades y héroes mitológicos, así después la piedad cristiana procuró tomar posesión de todas ellas á nombre del Dios verdadero, poblándolas de ermitas y santuarios, ó al menos coronándolas con el glorioso emblema de nuestra redención. ¿Por qué, ese majestuoso Pico que tan grande papel desempeñaba en la religión de los guanches, y tan unido y asociado se hallaba á sus religiosas creencias, quedó tan desairado en la nueva religión aportada por los conquistadores? Se destronó del Teide al dios gentil, ¿por qué no se entronizó en el Teide al Dios cristiano? Ni una Cruz, ni una ermita, hay en Tenerife para el legendario Echeide, para el monte más poético y sublime de Islas, para el monte que figura en sus escudos y emblemas, para el monte de corazón de fuego y corona de plata que es gala y hermosura del Archipiélago. ¿Por qué esa blanca corona de nieves no ha de estar rematada por la Santa Cruz?; ¿Por qué el hermoso Teide no se engarza en ese gigantesco Rosario de montañas santas que abraza á toda la tierra, y en el que cada cuenta es un monte, y cada monte un foco de poesía y devoción?

Esta preterición cuatro veces secular es la que, Dios mediante, subsanará Tenerife con sus hermanas, en el próximo fin y principio de siglo, utilizando las excepcionales circunstancias del Teide para el solemne homenaje que se prepara en honor del Redentor del mundo y la pública aclamación de su divina realeza. Una cruz enarbolada en el Teide significará la proclamación de Jesucristo Rey eterno en el Archipiélago, esa cruz servirá de hilo conductor de las bendiciones del cielo sobre estas hermosas Islas, y de escudo y defensa contra los rayos vengadores de la divina Justicia. Si es grande el poder de las (doradas) puntas contra las nubes henchidas de electricidad que flotan en el primer cielo donde germinan y fermentan las tempestades, mayor es el poder de la Cruz contra las inflamadas nubes de la divina cólera que se engendran y ciernen en el supremo cielo de la Justicia de Dios. Asimismo el volcán semiapagado del Teide símbolo de la tibia fé de la presente generación, acogerá en su seno una pequeña ermita ó santuario al Corazón de Jesús, símbolo del volcán siempre encendido del divino amor. Consagremos nuestro volcán al volcán divino. Sirva el volcán apagado del Teide de devoto estuche al encendido volcán de amor que arde en el pecho de Jesús. Transfórmense para en adelante las profanas giras de mera curiosidad al Pico en devotas romerías, que sirvan de solaz al ánimo, al par que
de incremento á nuestra fé.
Tales son los fines del siguiente

PROYECTO

de un monumento de fin y principio de siglo en honor de Jesucristo Rey Inmortal de los Siglos.

1.º Colocar en la parte más alta del Pico una gran Cruz de bronce (de piezas sobrepuestas y remachadas), en cuyo centro brille un corazón de Jesús fuertemente dorado, y  por el otro lado un escudo de Canarias, con un rótulo que diga

Canarias por Cristo
M.C.M.

2.º El día del Corazón de Jesús, 22 de Junio de 1900, celebrar en el Pico una Misa de consagración del Archipiélago á dicho divino Corazón, con asistencia de representantes de las siete Islas.
3.º Erigir una capillita al Corazón de Jesús sobre el cráter, adosada á la parte rocosa de sus rebordes, con un altar y una imagen del Corazón de Jesús de piedra.
4.º Por la noche con hogueras de retama en las faldas del Pico, una gran iluminación á la cual responderán los pueblos y pagos de todas las Islas.»


Recorte del B. de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife - 1899

---------------------------------------------------------------------------------------------------------


LA CRUZ QUE SE INSTALO

En la década de 1950-60 se instaló una cruz que no parece que guarde relación alguna con el proyecto anterior. Por fotografías, vídeos datados y relatos de las misas realizadas en el pico, podemos intuir que en el año 1952 en el pico del Teide no había ninguna. La última misa en la que no se menciona es de 1960.Por su parte hay unas fotos datas en 1964/65 que nos dicen que en este año si estaba.

La Cruz fue forjada en hierro "en los talleres de La Escuela de la Candelaria"  y preparada en "la Ciudad Juvenil" de Santa Cruz por miembros del "Frente de Juventudes". Fue llevada al Teide por cadetes de esta organización. 

Instalando la cruz en el Pico del Teide
AH Provincial de S/C de Tenerife - Fondo Frente de Juventudes.


Una vez instalada en el Pico, se inauguró su colocación con una misa.

 Misa de inauguración de la colocación de  la cruz en el Pico del Teide
AH Provincial de S/C de Tenerife - Fondo Frente de Juventudes.

Muchos montañeros y turistas se fotografiaron junto a ella.



Fotos: Rafael Cedrés


EL FIN DE LA CRUZ

La última información apunta que en 1987 todavía estaba, (Entre mayo y junio de 1992 - fecha estimada por relatos orales) alguien la cortó por la base y uno de sus brazos. Acto seguido la tiró por la ladera noroeste del cono, donde estuvo cierto tiempo.

En una de las subidas de inspección de limpieza y verificación del estado del cráter y senderos, realizada en días posteriores a que fuera cortada, al no verla y tampoco haberse detectado que alguien la hubiera bajado, fue localizada en la ladera noroeste del cono.

La persona que la localizó, la recogió y la bajó hasta la base del Teide, con la idea de si así se estimara oportuno soldar el brazo roto y volverla a colocar, con este propósito se guardó en un depósito con otras cosas. Pasado un tiempo, se limpió el depósito, enviando a la chatarra todo el material de hierro que había almacenado. Desgraciadamente los operarios que cargaron el camión, por error, cargaron la cruz junto con el resto de chatarra almacenada, que no debía haberse tirado, por lo que quedó destruida definitivamente.


POR QUÉ LA CORTARON

Hasta el momento se desconoce el motivo real, pero de fuentes orales hemos podido obtener dos historias al respecto, sin que ninguna esté confirmada:

1- Parece que solía subir al pico una persona que no le gustaba nada que hubiese un símbolo religioso allí y decidió que la mejor forma de quitarlo era cortarlo y tirarlo.

2.- Subieron al pico varios amigos en estado de embriaguez y se empeñaron en que quitaban la cruz, hecho que consiguieron.


En cualquier caso, lo cierto es que la cruz fue cortada , para lo que se tenía que subir una sierra de mano (segueta), dato que reafirma que se trató de un hecho premeditado.

*****************************************

Fuentes de investigación:

  • Archivo Histórico Provincial de S/C de Tenerife.
  • Biblioteca Pública Municipal de S/C de Tenerife.
  • Real Sociedad Económica Amigos del País.
  • Teleférico del Teide.
  • Goyo Oliva.
  • Javier Martín-Carbajal.
  • Pedro falcón.